Zoom, ¿recuadrar perdiendo calidad?

En cualquier dispositivo que utilicemos para hacer fotos, tenemos una opción que nos permite realizar zoom sobre la imagen.
La descripción más sencilla de la función zoom de una cámara es que, al accionarlo, nos acerca los objetos. Es correcto, ese es el efecto que ocurre al ejecutar la función.
Lo importante es conocer si nuestro dispositivo dispone de zoom digital u óptico. ¿lo queremos saber de verdad? Pues sí.
Sin entrar en definiciones farragosas, lo que más nos interesa en este nivel de iniciación es que si el zoom es digital, al accionarlo, estamos perdiendo la cuarta parte de calidad, cada vez que acerquemos algo a la mitad de su distancia: es decir, que si hacemos que algo que está a 4 metros de nosotros ocupe todo el encuadre como si estuviera a dos metros, hemos perdido la cuarta parte de calidad.
Dicho de forma práctica para que todos lo entendamos: la foto resultante después de accionar el zoom es como si nuestra cámara de 12 mega pixel, en realidad tuviera 3 mega pixel.

El caso del zoom óptico es más complejo definir la pérdida de calidad al usarlo, pero lo que si es cierto es que le pérdida de calidad puede llegar a ser inapreciable.

Como la mayoría de los dispositivos que usamos popularmente son nuestros smartphone, debemos decir que es una rareza que dispongan de zoom óptico, la mayoría de los mismo usan la función de zoom digital que es perfectamente asequible en su construcción, pues es una función de software sencilla de integrar en la funcionalidad del dispositivo.
Cruz valle de los caídos, encuadre normal

Cruz valle de los caídos, encuadre x4 zoom digital
Teniendo en cuenta que la RAE define zoom como "objetivo de focal variable..." podemos decir que la frase zoom digital es la definición de un efecto y no una causa de construcción que permite una acción gracias a las características de la óptica.
Sacamos dos conclusiones básicas:
  • podemos utilizar la función de zoom digital, siempre que aceptemos que la imagen resultante tendrá menos calidad que la enunciada en las características del fabricante de nuestro aparato (pasaremos de 12 Mb a 3 Mbs, fácilmente)
  • si tenemos un smartphone que integra zoom óptico, tenemos algo no habitual, fotográficamente hablando.
Por cierto, como curiosidad, la palabra zum existe en castellano y la RAE la adoptó como palabra oficial, aunque su intento de difusión ha fracasado completamente.

Hoy traemos a una fotógrafa cuya obra he descubierto hace bien poco y que tiene una calidad que te deja quieto contemplando sus imágenes: Isabel Díez. El enlace que os facilito tiene una muestra de lo que se puede conseguir con creatividad y una óptica de focal larga.
------------------
Te acompañamos paseando Madrid haciendo un reportaje fotográfico que te entregamos al final del día, en una memoria USB.

No hay comentarios:

Publicar un comentario